Aspectos clave:

Tras un comienzo de mes muy positivo con alzas notables para las principales bolsas los mercados eliminaron la práctica totalidad de las ganancias en la última semana de febrero. El principal motivo es el fuerte y rápido repunte experimentado por la TIR del bono estadounidense a 10 años que llegó a alcanzar el nivel del 1,60%. El continuo optimismo por la campaña de vacunación en USA sumado al plan de estímulos fiscales y al nuevo programa de infraestructuras de Biden llevaron a Wall Street a marcar nuevos máximos históricos: – Joe Biden garantizó que todo ciudadano que así lo desee podrá estar vacunado en julio. – Anima el buen resultado de la vacunación en Israel que ha vacunado ya a gran parte de su población. – Además de los 1,9 billones del plan fiscal en USA, Biden anunció 0,75 billones más para su plan de infraestructuras. Con todo lo anterior, el S&P-500 llegó a cotizar cerca de los 3.950 puntos registrando un fuerte nivel de sobrecompra. Durante la segunda quincena de febrero comenzó a extenderse por el mercado el miedo a un repunte brusco de la inflación en el corto plazo. Las actas de la Fed correspondientes a la reunión de enero mostraron que algunos de sus miembros hablaban de preparar al país para una inflación mayor a la actual. Esto desencadenó en ventas importantes sobre la deuda norteamericana de mayor duración. Las bolsas se resintieron de forma importante. A mayor inflación, mayor posibilidad de tipos más elevados lo que reduce directamente las valoraciones de las compañías cotizadas. La fuerte sobrecompra previamente alcanzada también facilitó que las ventas se magnificasen. En las últimas jornadas del mes se dieron ventas para la mayoría de activos a excepción de las commodities que se ven beneficiadas al descontarse el nuevo escenario de mayor inflación.

Clica en la imagen para ver el informe completo: